El Defensor del Cliente
 

Cuándo hacer uso de tus ahorros

Tener una cuenta de ahorros es una garantía que otorga seguridad. Después de grandes o pequeños sacrificios (cualquiera que la tenga lo sabe), es difícil tomar la decisión de cuándo es adecuado echar mano de ese dinero.
Obviamente un gasto “fuerte” como el pago del seguro del auto no cuenta. Tampoco la reinscripción del colegio. esos gastos al ser previsibles nos dan el tiempo de ir haciendo un “colchón” aparte para poder cubrirlos.
Entonces, ¿cuándo es válido sacar ese dinero que costó tiempo y sacrificio reunir?
Un accidente. La fractura, el estudio médico adicional, la descompostura impredecible del automóvil. El viaje a la playa porque hay puente no cuenta como emergencia.
Cualquier gasto inesperado que no se pueda dejar para después aplica como inesperado. Lo no programable amerita que lo resuelvas con el ahorro.
Antes de retirar tu dinero recuerda: debes reponerlo. Aunque no al instante, sí en los siguientes meses. De esa manera, cuando llegue la próxima emergencia, estarás listo para ella.

Compartir El Post
Escrito por
No hay comentarios

DEJA UN COMENTARIO